Pole Dance-Info

Pole Dance

Las clases de Pole Dance consisten en sesiones de entre 60 o 90 minutos de entrenamiento intenso, durante las sesiones se combina el calentamiento, la danza y los estiramientos. Son sesiones en las que se aprende a realizar giros, combinaciones de pasos y juegos con la barra, trucos, acrobacias y sobre todo se trabaja la resistencia y el entrenamiento básico necesario que permita incorporar en la barra todo lo aprendido con calidad y seguridad. Son clases divertidas, donde se trabaja cada músculo de nuestro cuerpo.


¿Cómo se trabaja en las clases?

Clases de Pole dance

En las clases de Poledance se realizará un calentamiento, compuesto por una preparación física específica para la barra y estiramientos para aumentar la flexibilidad. Después, trabajaremos giros y figuras, para luego unirlas en rutinas coreográficas con músicas de diferentes estilos.

Clases de Pole Fitness

En las clases de Polefitness insistiremos más en esta preparación física al principio de la clase y en el aprendizaje y perfeccionamiento de más elementos que realizamos en la barra.


¿Qué necesito para mi primera clase?

Simplemente ropa con la que te encuentres cómoda para realizar movimientos físicos!. Es recomendable pantalón corto y top, ya que cuando vayamos avanzando de nivel notarás un mejor agarre con tu piel directamente en la barra. No te apliques crema para el cuerpo la mañana o noche antes, ya que esto hará que la barra quede resbaladiza, tanto para ti como para los compañeros que la usen después.


Beneficios

Un deporte adecuado para todas las edades y niveles.

  1. Aumenta tu nivel de endorfinas. Así como muchos de los ejercicios, practicar pole dance te ayuda a aumentar tu nivel de endorfinas haciéndote feliz casi instantáneamente.
  2. Tonifica tu cuerpo. Para los ejercicios se requiere fuerza en brazos, piernas y abdomen, de manera que puedas subir a las telas, mantenerte y realizar las posturas y giros que vayan según la rutina, y con ello se realiza una quema de calorías impresionante.
  3. Coordinación. Dado que el pole dance contempla movimientos de danza, fitness y gimnasia necesitas mucha coordinación para realizar las rutinas .En cada clase se monta una nueva rutina, por lo que tu cerebro también trabaja en cada sesión.
  4. Fuerza. Este tipo de ejercicio requiere mucha fuerza en brazos y piernas, pero para realizar los distintos movimientos también es importante el trabajo en abdomen y glúteos, por lo que con sus rutinas se tonifica todo el cuerpo y se define la figura.
  5. Elimina toxinas y calorías. El pole dance acelera el metabolismo y ayuda a eliminar toxinas. Por si fuera poco, con cada sesión de una hora se queman entre 300 y 500 calorías, dependiendo de la intensidad de la rutina.
  6. Flexibilidad. Dado que el pole dance consiste en una serie de acrobacias en las que soportas tu propio peso, sus rutinas promueven la flexibilidad y elongación de todas las partes del cuerpo.
  7. Estrés. Estimula la producción de endorfinas, por lo que se reduce el estrés y la fatiga, además de que se reduce la posibilidad de padecer ansiedad y depresión.
  8. Confianza. Sus rutinas te invitan a mover el cuerpo y descubrir tu atractivo y sensualidad por lo que elevas tu autoestima. Además, el hecho de lograr nuevos movimientos, rutinas y acrobacias, mientras defines tu figura te ayudan a elevar la seguridad en ti mismo.
  9. Promueve círculos de amigos. Compartir retos cada día con el resto de compañeros, ayudarse a conseguirlos, celebrar los éxistos juntos, fomentan y afianzan las amistades y la constancia en la práctica de esta disciplina sin caer en la rutina. Compartes.
  10. ¡Te divierte!

Compárteme en: