Escuela teatral juvenil. 12 - 17 años

Teatro

ESCUELA TEATRAL JUVENIL 12 A 17 AÑOS

¿QUÉ SON LOS TALLERES DE TEATRO JUVENILES?

Las clases se estructuran como un programa de contenidos que tratan cooperar en el desarrollo del adolescente a través del teatro favoreciendo su crecimiento personal y aprendizaje creativo. Jugando en equipo.

El profesor estimula a los alumnos a través del juego para que potencie la imaginación y para que desarrollen su lado más creativo.

Los jóvenes son los propios creadores. Son capaces de trasmitir y comunicar a un público lo que ellos decidan. Para ello el profesor guía al alumno en su proceso creativo. El docente estimula para “hacer” siempre desde la motivación, nunca desde la “crítica”. El alumno crea desde el juego de “hacer como sí”. Se traslada con su imaginación a distintos espacios, crea situaciones y las expresa, crea personajes y los acciona.

El teatro es un trabajo en equipo dónde el respeto y la tolerancia son la base del mismo.

¿Para qué?

“CREA Y CREE EN TI” esa es nuestra consigna. El estímulo de la autoconfianza, el convencimiento en la autocapacidad “Todos podemos”, ese Todos somos diferentes y todos podemos aportar algo nuevo al grupo. Valoramos la diferencia como un elemento más a la hora de trabajar en clase. Fomentamos la autonomía y la responsabilidad. Al crear sus historias y tener que relacionarse con los compañeros son capaces de exponer sus ideas y sus intereses.

Para ello, potenciamos la escucha y la comunicación, en definitiva, el trabajo en equipo y la creación.

La persona, la expresión y el teatro Nuestra atención en los cursos de teatro va dedicada, como el título indica, a la persona, la expresión y el teatro, por este orden. Las clases de teatro para niños y adolescentes no pretenden formar actores o actrices, ni fomentar actitudes imitativas como hoy en día hace la televisión permanentemente con el consiguiente peligro de desarrollo prematuro de la vanidad y la afectación.

Nosotros pretendemos ayudar al adolescente a desarrollarse como ser humano, completar la tarea pedagógica que se lleva a cabo en las escuelas y cubrir por tanto todo el área relacionada con la expresión, la menos explorada en la formación habitual.

El teatro es, por tanto, una forma de conocimiento de la realidad. A través de la asunción de roles o papeles diferentes en los diferentes juegos dramáticos, el adolescente “aprende a ser”.

En cuanto a la expresión, las clases intentan, en primer lugar, desbloquear los canales expresivos habituales, permitiendo una mejor integración grupal y socialización. Además, permite explorar otros modos expresivos, lejanos a los clichés y formas habituales. Dentro de esta área expresiva, es importante también la iniciación a otros lenguajes expresivos como lo son la plástica, el trabajo con objetos, la música, la luz, etc.

Respecto al teatro, nuestro último objetivo, como ya hemos anticipado, no pretendemos la realización de una obra de teatro como un fin en sí mismo, sino la transmisión del conocimiento del lenguaje teatral contemporáneo para la realización de escenas o secuencias teatrales creadas y ejecutadas por nuestros alumnos en paridad de trabajo y protagonismo. Pretendemos de forma añadida el acercamiento del niño o adolescente a todas las disciplinas teatrales como son la dramaturgia, la escenografía o el vestuario.

Es importante insistir, para concluir, en que el teatro no es un objetivo en sí mismo, sino un medio para el desarrollo del niño, niña o adolescente y que, por tanto, no hemos de trabajar en función de una muestra final de curso como resultado, sino que lo importante es el día a día de las clases y, en ese día a día, es donde podemos comprobar los progresos realizados.

El proyecto crece desde unos contenidos temáticos específicos:

  • La convivencia social en la escuela: el grupo, los liderazgos, resolución de conflictos, mobbing …
  • La escuela y el aprendizaje: los estímulos para el estudio, el profesor, las normas…
  • Las unidades familiares: autoridad, normas, responsabilidad, convivencia…
  • El entorno social: amigos, ocio, consumo, drogas, el sexo, resolución de conflictos…
  • Los contenidos elegidos quedarían agrupados en una pieza teatral que como objetivo busca el “estímulo, la motivación y la auto-responsabilidad” del adolescente.

Consecuencia de esto es la potenciación de aptitudes específicas:

  • Comunicación.
  • Colaboración.
  • Autoconfianza.
  • Responsabilidad.

Compárteme en: